Hemeroteca de Nino Bravo

Ondas, 1 de enero de 1971

 

Nino Bravo: "Me da igual ir a Eurovisión"

Número uno de Superventas con una canción escrita para Raphael

 

   De ese discutido, alabado, vapuleado y monótono "Pasaporte a Dublín" que nos entra todos los sábados por la noche en nuestras casas, tenemos ya un triunfador. Un triunfador popular a priori, vaya o no vaya a Eurovisión, que es por ahora quien más partido está sacando a la evidente punta de lanzamiento que significa el programa de TVE.
   Ya se habrán dado cuenta que hablamos de Nino Bravo, un desconocido no hace todavía mucho tiempo, y que ahora está nada menos que en el número uno de los Superventas con la canción de Algueró "Te quiero, te quiero", y es muy conocido en todo el país, y lleva camino de convertirse en un ídolo.
   Hace ya casi dos años que Nino Bravo, venido de Valencia, fue lanzado con bastante fuerza por su casa de discos. Nino nació en Alicante, e hizo su pequeña carrera, sus primeras armas casi profesionales, en la región levantina. De esa inicial carrera, y a la vista de su buena acogida por el público de su región, le salió un contrato discográfico. Tiene una voz estupenda, con estilo muy "pop", potente y con garra, que recuerda bastante a la de Tom Jones. Pero sus principios fueron por otros derroteros.
   Manuel Alejandro le compuso las primeras canciones para su primer disco cuando ya no trabajaba para Raphael. Y aunque la salida de Nino fue recibida con ciertos elogios, y con bastante interés, no pasó nada. Ni tampoco después, con sus siguientes grabaciones, que cambiaron un poco de estilo, que fueron más "pop", que llevaban dentro más ritmo.
   Hace ya casi un año, Nino participó en ese festival de Preselección de Barcelona, en el que triunfó Julio Iglesias y su "Gwendolyne". Nino fue eliminado a las primeras de cambio, y ni siquiera pudo pasar a la final. Sirvan estos datos para recordar los infortunados principios, los trabajos que tuvo que pasar el cantante alicantino hasta llegar a ese número uno de Superventas en que está hoy colocado.
   El trabajo en unión de Augusto Algueró fue decisivo para el futuro de su carrera, qeu ya empezaba a ser difícil, porque se le resistía el triunfo. Este verano pasado se celebró en Atenas la Olimpiada de la Canción. Y allí fue Nino Bravo con ese "Te quiero, te quiero" que no hace mucho tiempo fue compuesta y escrita especialmente para Raphael. Raphael tenía problemas con su casa de discos, con juicios y demandas. Pero grabó esta canción en París, poco antes de que se arreglaran sus problemas. Sin embargo, este título nunca fue editado. Algueró se la dio a Nino, e hizo un buen papel en Atenas. Luego, se lanzó el disco, vino lo del pasaporte para sacar plaza a Eurovisión, y el triunfo masivo y quizás inesperado. Historia bonita para un cantante que no acababa de cuajar, quizá por falta de canciones adecuadas.

ME DA IGUAL IR A DUBLÍN

   Nino Bravo tiene ahora el pelo más largo, quizá porque así es más "pop". Es simpático, abierto, sin pelos en la lengua. Habla con seguridad, sabe lo que dice, parece que está preparado par atodo lo que le puede venir después de este éxito inicial.
   -¿Es cierto que serás tú el elegido para Dublín?
   -Hombre, eso es mucho decir. Nadie lo sabe todavía. Yo creo que todo el mundo tiene sus posibilidades, porque nuestros estilos son muy distintos. No sé lo que pasará al final, pero a mí me trae sin cuidado.
   -¿No te importa, entonces, el Festival de Eurovisión?
   -Sí, sí me importa. Es una buena oportunidad, una ocasión para que te conozcan en Europa, y también una posibilidad de que ganes y la aproveches para tu promoción. Pero a mí me da igual ir a Dublín. Me importa, pero no me importaría no ir.
   -¿Por qué?
   -Pues entre otras cosas, porque para esas fechas tengo ya preparada una gira por Hispanoamérica. Verás, yo fui hace unos meses al Festival de Río, y actué después en Caracas. Mis discos se editaron en varios países, y ya empiezo a ser conocido. Sé que gusto en varios países, y por eso me organizaron esta gira. América es un mercado fenomenal, que a lo mejor desaprovecho si tengo que ir a Dublín. Quizá no haga nada en Eurovisión, si es que voy, porque es como una gran lotería. Y en América tengo muchas posibilidades.
   -¿Te ves un cantante internacional?
   -Cuando te dedicas a esto, piensas lo mejor, llegar lo más lejos posible. Si no te dedicarías a otra cosa. Dicen que tengo posibilidades, y yo estoy convencido. Mira, hace poco en una reunión internacional de "Philips" fui elegido el cantante a ser lanzado en todo el mundo, durante el año 71. De todos los valores nuevos de los distintos países, yo fui el elegido. Es para estar optimista, para creer en mis posibilidades.
   -¿Por qué tardaste tanto en triunfar?
   -Bueno, fue poco más de un año, y eso no es demasiado tiempo. Aprendes más, tienes más experiencia cuando las cosas no van tan bien desde el principio. Fue mejor así.
   Aunque no le importe, quizá vaya a Eurovisión. Sería el complemento para ese lanzamiento internacional del que habla. Y no nos dejará nada mal, cante donde cante. En Nino Bravo tenemos uno de los mejores cantantes españoles.