Hemeroteca de Nino Bravo

Ritmo, 1971

 

"Lo que gané perdiendo el Pre Festival"

 

Nino Bravo es uno de los cantantes españoles más populares en su país y gran parte de América. "El período actual es el más difícil de todos los que he vivido".

 

   "Ya perdí la cuenta de los días que llevo sin acostarme. Sólo recuerdo que me he afeitado cuatro mañanas seguidas en los aviones. Hace un mes que no llego a mi casa en Madrid. He estado cuatro meses sin ver a mi familia que vive en Sevilla. A mi regreso de Chile pienso irme al campo unos ocho días. Quiero estar alejado de todo: no quiero saber de discos, de grabaciones, de actuaciones, de nada. Aunque sé positivamente que será imposible. Ya veo que en cuanto llegue a Madrid me dirán: -Tienes que ir a esta parte y de allí a tal otra".
   NINO BRAVO (25 años, soltero, nacido en Valencia, España) ocupa el número uno de las listas españolas hace once semanas con la canción de Augusto Algueró, "Te quiero, te quiero". La pregunta salta:
 
  -¿Qué ha significado "Te quiero, te quiero" para ti?
   "Es el motivo por el que me contratan de todos lados: éxito profesional y espiritual".
  
-¿Cómo surgió ese éxito tan furibundo en España?
   "Al mes y medio de estar a la venta llegó sólo al número veinticinco y empezó a bajar. En esa época me presenté al programa "Pasaporte a Dublín" en el que la TV española elegiría a su representante para ir a Eurovisión. El programa me sirvió de promoción personal. La gente comenzó a conocerme y el disco empezó a repuntar hasta que llegó al primer lugar. El año pasado sólo dos cantantes lograron estar tanto tiempo en el número uno: Julio Iglesias con "Gwendolyne" y Víctor Manuel con "El abuelo Víctor".
  
-¿Te desilusionó no representar a tu país en Eurovisión?
   "En absoluto. Yo sabía que no resultaría elegido. Nunca creí que ganaría el concurso..."
 
 -Es decir, tú pensabas que lo tenía seguro Karina...
   "No es eso. Simplemente no pensé que yo podría ganar. Me presenté por lo que significaba en promoción personal. Y lo conseguí".
  
-Pero el próximo año ya tienes mejor opción para ganar el concurso y representar a tu país en ese festival europeo...
   "No me presentaré el próximo año. No me interesa. Al único festival del mundo que quiero ir es al de San Remo. Es el que tiene mayor repercusión mundial".
  
-¿Has tenido momentos difíciles desde que comenzó tu carrera hace dos años?
   "Cuando no hay trabajo, cuando se graban discos y no pasa nada con ellos, cuando nadie se interesa por ti, es un momento difícil. Yo los he tenido como cualquier otro. Sin embargo nunca me faltó la ilusión ni las ganas de hacer bien las cosas. El período que vivo actualmente es el más difícil de todos: hay que cuidarse mucho para mantener el status vigente".
 
 -¿Estás de novio, piensas casarte luego?
   "Soy un hombre normal, tranquilo y me casaré algún día", contesta con un tono que me hace pensar que esto figura en sus planes más inmediatos. "Mi gran ilusión es tener un hogar y muchos hijos", agrega perdiendo la vista en el horizonte. "Por el momento no tengo novia", continúa con ese tono poco convincente, "porque no me alcanza el tiempo para pololear. Debo preocuparme fundamentalmente de mi trabajo. Más adelante habrá tiempo para aquello".
Le vienen a avisar que debe partir. Lo esperan variados compromisos. Cuando parte pienso que este NINO BRAVO es el mismo que conocí en Madrid hace dos años, cuando me lo presentó MANUEL ALEJANDRO diciéndome:
   "...este muchacho que ves aquí será el ídolo español. Es un verdadero Tom Jones latino. Di en tu país que lo conociste; después se acordarán de ti".
   La profecía del popular compositor se cumplió a la letra. Dos años después de aquella presentación llegó en calidad de super estrella a Chile y dejó una excelente impresión como artista y persona.

Manolo Olalquiaga

Material cedido por Inés Páez