Hemeroteca de Nino Bravo

Nueva España, 20 de Diciembre de 1972

 

Presente de Nino Bravo

 

   Veintiocho años. Astrológicamente hablando, Leo. Egocéntrico, apasionado...
   No, no es un estudio. Se llama Luis Manuel Ferri. Natural de Valencia, capital. Su ambiente familiar no tiene relación alguna con el mundo de la canción. Casado y padre de una ninña de nueve meses.
   -Estoy harto de biografías.
   Canta a todas horas. Cuando va a la escuela; al bajar las escaleras; en el baño... Sí, supongo que habrá soñado con galas, gloria en los dicos y figurar en las listas de venta y popularidad. Es un versionero, "sui generis", con voz: cálida, recia, clara, extraordinariamente potente y varonil. ¡Ah! y con una gran facilidad de inflexión, que le permite adoptar acentos enérgicos o románticos, según el espíritu de la canción; y todo ello siempre con un estilo personalísimo.
   ¡Benditas hojas de promoción!
   Ha llegado siete minutos tarde a la cita. Es igual. Ni virtud, ni defecto. Tiene, no obstante, reloj.
   Luis Manuel Ferri, se va a Méjico por segunda vez.
   -"Se gana menos que aquí, pero hay menos gastos. Los viajes los pagan ellos".
   Emilio Santamaría, es su manager para América.
   -¡Claro! Por eso tu personaje histórico Américo Vespucio.
   En España, de ochenta a cien galas año. Amén de televisiones, radios...
   A María Amparo, no le gustan estos viajes. Y discuten. Aunque ella ya le haya acompañado en otras ocaciones.
   La fama; las fans; el whisky y las piedras...
   Allí, en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Venezuela... en pocos días, hacen todas las galas del mundo, dobletes, tripletes...
   ¿Le asustará volar?
   Con el primer grupo, dieciséis años, actuaciones por Fallas, salas de la región, festivales...
   En la Marina, dos años. Va para administrativo.
   Llama Vicente Moya, su manager, su amigo, contesta.
   Ha pedido, para que apunten en su cuenta, diez mil pesetas. Todo son facilidades. Luis Manuel Ferri vende miles y miles de discos en todo el mundo. Una secretaria le pasa un vale a firmar.
   Dicen que en el 69, en el Principal de la calle Las Barcas, en Valencia del Cid, en su presentación oficial, obtiene un éxito auténticamente clamoroso, que marca el comienzo de una etapa en la que se van a suceder los triunfos.
   -¿Pero qué pasó en Río?
   -El voto que decidía se lo dio a su representado.
   Pienso en Blasco Ibáñez. En "Arroz y tartana".
   Sí, a Luis Manuel Ferri le gusta el arroz, culinariamente, de todas las maneras... No, ya no hay tartana. Tiene coche y no sólo para pasear... No, tampoco es una persona tacaña.
   -"Me deben mucho. Son muchos pocos que hacen una cifra grande".
   Vamos, que te han timado.
   Su paso más importante es la firma del contrato discográfico. El disco es el más rápido y eficaz medio de dar a conocer a un cantante y... Nino Bravo graba su primer sencillo: "Como todos" y "Es el viento", temas de Manuel Alejandro.
   Luego... Más discos, más galas, cientos de entrevistas en todos los medios, más fans... Nino, en valenciano, significa muñeco. ¿Estás en manos de todos?
   Nino Bravo, no es un muñeco, ni un artista de relumbrón, ni un fantoche. Nino Bravo, al principio de la entrevista, me ha tomado "un poco" a pitorreo las preguntas, mis garabatos...
   Ha cambiado la petición a treinta mil pesetas. Nuevo vale. Hay que romper el anterior. Dicen que el lugar de honor que tenía reservado dentro de la canción moderna, ha sido ocupado por su legítimo dueño...
   Siempre conjugando el verbo amar; temas, algunos, llenos de frustración...
   -"Yo soy un cantante, y como tal los canto. Puedo hacer cualquier estilo. Cuando compongo, mis temas son diferentes. Espero sacar un LP con mis canciones".
   Su autora: Ana María Drack.
   María Amparo, su mujer, es hija de valencianos nacida en Casablanca. Cuando le conoció creyó que Nino Bravo era un hmbre de unos cuarenta años.
   Ahora los Ferri viven entre Los Viveros y el "Luis Casanova". Zona residencial.
   Nino, se ríe ante mi pregunta sobre el precio de su piso.
   -"¿Un millón...?"
   Escucha a Peter-Illitch Chaikowsky. Gusta de la lectura de Azorín. Filosofea por libre. Adora a su hija, la pequeña María Amparo. Está dispuesto a ayudar a los suyos, contra viento y marea.
   -"No quiero cambiar mi imagen. Yo no dirijo mi música a ningún sector".
   -"No quiero cambiar mi imagen. Yo no dirijo mi música a ningún sector".
   -"No quiero hablar de política. No creo que en España haya un buen cantante".
   No, no, no, no.
   -"No creo que interese a los universitarios, a nivel intelectual, pero sí musicalmente".
   ¡Sí!
   Nino Bravo o Luis Manuel Ferri, se va a comer cocido madrileño con sus chicos, su grupo, órgano, guitarra, bajo y batería. Dentro de horas, a Valencia, con los suyos. Luego, dos días después, se van a Méjico.
   -"Pero las Navidades, con los míos".

Material cedido por Aitor Fernández