Hemeroteca de Nino Bravo

Fotogramas, 9  de Julio de 1971

 

Nino Bravo: "Mi escalada se debe a Nino Bravo"

 

   Lo primero que le pregunto a Nino Bravo es si llego tarde. Que si esta entrevista ya no tiene sentido. Que una vez se ha evaporado el éxito de "Te quiero, te quiero...". Me responde, obviamente, que no. "Esta ha sido la canción que mejor ha digerido el público, pero Nino Bravo no es una canción sino un intérprete, y "Te quiero, te quiero" no ha sido más que la última piedra del edificio que desde hace tiempo estamos construyendo".
   Verán: Nino Bravo empezó a batallar desde Valencia con este nombre hace más de dos años. Su casa de discos se dio cuenta de las posibilidades y decidió jugarse los cuartos con él. Y los perdió. Y los volvió a jugar y siguió perdiéndolos, aunque cada vez menos. Nino Bravo era uno de estos nombres mejor considerados pero que costaba que el público sacase los duritos para el "single". Hasta que el veterano Algueró le cedió el "Te quiero, te quiero".
   -Bueno... Después resultó que no me la había cedido a mí solo, verás. El tema musical ya lo había empleado Augusto para la banda sonora de una película de Lola Flores. Esto yo lo sabía y no me importaba, ya que se trataba solamente de la música. Lo que yo no sabía es que esta canción la hubiesen ya cantado Raphael, Carmen Sevilla, Basilio... Me enteré después de que la canción fuese éxito y me enfadé mucho con él. Ahora ya está, ya ha pasado. ¿Sabes lo que es, por ejemplo, que en Chile saliese primero la versión de Raphael...? Claro que la que pegó fue la mía.
   -Y en represalia no le grabaste una canción de Algueró en el disco siguiente...
   -No, no. Grabé "Puerta de amor" porque era la mejor canción de cuantas tenía a mi alcance.
   -Y no ha pegado.
   -Hombre, no ha alcanzado el éxito del "Te quiero, te quiero". Todavía se sigue vendiendo más que "Puerta de amor".
   -En vista de lo cual has vuelto a tu primera fuente de éxito: Algueró.
   -Porque "Mi gran amor" y "Noelia" me parecen dos canciones muy buenas. Y creo que el disco puede llegar a ser tan "boom" como lo fue el otro. Por eso he vuelto a grabar temas de Algueró. Y no me fijo en el compositor que firma la canción, sino en la canción.
   -¿Estás seguro de que estas canciones no las ha grabado anteriormente nadie más?
   -No, no -duda un poco-. Vamos, creo que no.
   -¿A qué es debido que, después de tantos años y después de haber pasado tantos nombres de autores en eso del disco español, siga siendo Algueró uno de los que mejor pueden garantizar el éxito?
   -Porque Augusto sigue fiel a su línea de composición. Sigue siendo el más genuinamente español de cuantos hacen canciones mientras que los demás acusan, a veces con exceso, las influencias anglosajonas.
-Ah, bueno.

LA ESCALADA
   La baza Algueró, la circunstancia televisiva del pasaporte a Dublín, los muchos dineros que ha invertido Polydor en hacer que Nino calase... Y ahora que la escalada ya es un hecho, uno se pregunta: ¿a quién se debe la escalada de Nino Bravo?
   -A Nino Bravo -y se queda tan ancho- y no quisiera pasar por presuntuoso. Estimo lo mucho que ha hecho mi editora por mí y la canción de Algueró, pero en América he comprobado que aunque habían lanzado mi disco, hasta que yo no iba a cada país el disco no subía en las listas...
   -Pero, en cambio, has estado desde los comienzos en España y el éxito ha llegado, o ha coincidido en un momento televisivo muy concreto...
   -Bueno, sí, reconozco que "Pasaporte a Dublín" me fue muy bien para lograr una buena popularidad, pero no fui yo sólo quien tomó parte en el programa ni quien ganó...
   -Si tanta popularidad te dio, ¿volverías a pasar una experiencia así?
   -No.
   -Y... ¿aceptarías participar en el Festival de Eurovisión?
   -Si me lo preguntasen directamente a mí, sin concursos y con un tema que me "fuera", pues... ¿por qué no?
   -¿Y si te pidieran que te sometieras a un concurso pero asegurándote de antemano que serías tú quien saldría designado? Que conste que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.
   -No, no.

SOBRE LOS MANAGERS, LA MODA, EL NEGOCIO, EL CINE Y OTROS LÍOS
   En un principio a Nino Bravo le descubrió un amigo suyo valenciano a quien le debe el nombre artístico
. Luego fue Manuel Alejandro quien tomó sus riendas después de soltar sorprendentemente las de Raphael y empezó a rumorearse que Nino iba a ser el anti-Raphael. Después se hizo cargo de sus asuntos el representante Meri.
   -Pero decidimos acabar nuestro contrato el uno del
mes pasado... Estoy un poco desengañado de los "managers" españoles. Sólo ven el negocio, cuando lo ven, y nunca al artista; por eso he decidido crear mis propias oficinas de representación.
   -¿Y a cuánta gente pagas sueldo?
   -Contando a los músicos, diecisiete personas.
   -Eso es síntoma de que la contabilidad funciona; ¿en cuánto has aumentado tus honorarios después del "Te quiero, te quiero"?
   -En un 50 por 100, y para que veas, luego he ido aumentando, lo que te demuestra que no dependo de una canción... Pero no tengo dinero, lo he gastado todo.
   Claro, Nino Bravo se ha casado y están montando un piso en Valencia...
   -¿No te has precipitado, me refiero desde un punto de vista profesional, con eso de la boda? ¿No te puede hacer bajar enteros?
   -Hombre, yo creo que hoy en día las "fans" ya son mayores de edad y ya no sueñan en casarse con uno. Además, a mí no han tratado nunca de hacerme vender por guapo, entre otras cosas porque no lo soy.
   -Entonces, ¿por qué hiciste todo el número de ocultar tu boda?
   -No fue un número. Quería casarme con María Amparo sin ruidos. Por eso solamente avisamos a cuatro familiares.
   -Pero yo me enteré, mientras te casabas, por tu propia casa de discos.
   -Es que una colega tuya, no sé cómo, apareció en la puerta de la iglesia y fue entonces cuando decidí que era mejor que os enteráseis por mí que por una revista... Fíjate si lo llevábamos en secreto que yo me casé el día 20 de abril y, según supe luego, le habían propuesto a mi "manager" para actuar en Valencia en un festival organizado por unos almacenes en la plaza de toros junto a Juan Pardo, Víctor Manuel, Andrés do Barro y Mike Kennedy. Y a Meri, para ocultar mi boda, se le ocurrió decir que yo no actuaba ante un público que no pagaba su entrada. Por ésta y varias cosas parecidas decidimos romper el contrato.
   -Nino, ¿te han propuesto hacer cine?
   -Sí, me propusieron una cosa cuando lo de "Pasaporte a Dublín". Una de esas películas con cantante que no me interesó en absoluto. Me gusta el cine y quisiera algún día hacer de actor, pero sin cantar. Pero el día que lo haga seré yo al mismo tiempo productor y quizá director.
   -¿Y por qué no haces lo mismo con la canción? ¿Por qué no compones tus canciones? Se ha dicho muchas veces que las canciones que cantabas no estaban al nivel de tus posibilidades...
   -Es que hoy hay muchos más cantantes que autores y es difícil encontrar la canción que te vaya. Yo mismo tengo compuestas muchas canciones, pero no me van, son canciones que han de cantar otros...
   -¿Y cómo son estas canciones?
   -Son canciones bastante más sinceras de las que habitualmente se cantan, son canciones de un hombre joven. Es que cuando canto, aunque yo soy muy joven, me temo que a veces lo hago como un cantante mayor...

Texto: Ángel Casas