Presentación en el Teatro Principal de Valencia. La mañana del 16 de marzo de 1969 tuvo lugar en el Teatro Principal de Valencia un acontecimiento sin igual en la historia de la música. Los músicos se encontraban dando los últimos ensayos a un repertorio que prácticamente se estrenaba. Hacia las diez, la calle de las Barcas ya era un río de gente que se agolpaba a las puertas del teatro. A las 11:30 de la mañana, Nino Bravo cantó como una auténtica figura de la canción, embutido en un traje blanco y zapatos a tono, en lo que fue su presentación mundial en su tierra, Valencia. El repertorio de canciones fueron elegidas a conciencia para el lucimiento del cantante, canciones de sus cantantes favoritos donde no podían faltar algunas de Tom Jones. Nino cautivó al público desde la primera canción en un recital que descubrió a un Nino Bravo con una voz llena de matices, potencia y armonía. Se contrataron incluso 500 carteles en las principales líneas de autobuses de la capital valenciana. Aquella fue una actuación que serviría de partida a una gran carrera...